• Arantxa López

La escritura digital y el emprendimiento creativo

La adultez joven, o la juventud con experiencia, es la edad de la creatividad. ¿Y qué es la creatividad? Siempre se asocia con arte o cualquier expresión artística que forme parte del ámbito cultural. Pero va más allá, está presente en nuestras vidas aunque no estemos conscientes de ello la mayor parte del tiempo.


La creatividad es una de las bases de la economía naranja, justo como la fruta revitalizante y el color de la transformación.

La creatividad es mirar las cosas desde un ángulo diferente, salirse de las reglas por un rato y encontrarle soluciones a un problema de una manera poco usual. Se trata de experimentar, ser originales y crear sin miedo, ser flexibles en nuestro pensamiento. Abarca tanto que incluso es capaz de generar riqueza y acelerar la innovación porque también se convierte en un elemento importante de la economía global.


Estudiar el problema y encontrar soluciones. Cada posible solución y el diseño de cada plan para abordar el problema son parte de un proceso creativo. Creamos, pero creamos con pasión, con la intención de generar un impacto positivo en nosotros y en nuestro entorno, con el objetivo de que sea algo que perdure, que dé resultado a largo plazo y se renueve con el tiempo.


La creatividad es una de las bases de la economía naranja, justo como la fruta revitalizante y el color de la transformación. Esa es la energía con la que muchos jóvenes han comenzado a emprender, aprovechando el panorama mediático y el crecimiento exponencial que ha tenido la tecnología y el Internet en nuestra forma de conectarnos, relacionarnos y comunicarnos.


En el libro Emprender un futuro naranja del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) encontramos la respuesta a quince preguntas que nos permiten conocer mejor a los emprendedores creativos en América Latina y el Caribe. Y queda claro que en este momento, justo cuando la atención se enfoca en los algoritmos, la inteligencia artificial, los robots y el futuro tecnológico, la mejor forma de seguir adelante no es compitiendo con ellos sino usarlos como medio para lograr nuestros objetivos. Aprovechar esta era para seguir con nuestros proyectos, ahora más que nunca lo tenemos todo para ganar sin importar la idea que tengamos en mente.


En una economía digital que nace con los medios digitales no hay nada más disruptivo que potenciar la creatividad a través de la escritura, uno de los grandes descubrimientos –más que invenciones– del hombre, después del habla. Porque, aun cuando la imagen se ha ido apropiando de los espacios, las letras siguen siendo importantes para vender, para comprar, para conectar. La escritura digital se convierte en un elemento clave dentro del proceso de comunicación, sobre todo en el desarrollo de nuevos emprendimientos.


Hay que hacerle llegar un mensaje a nuestra audiencia, captar a nuevos seguidores, mantener relaciones con nuestros aliados y fortalecer el trabajo con nuestro equipo, la mejor forma de hacerlo en un ambiente saturado de imágenes gráficas es evocando imágenes a través de nuestra escritura. Todo un reto, tanto para los que ya se han acostumbrado a contar los segundos de un vídeo y a pasar imágenes con rapidez como para los que intentan crecer a través de la redacción 2.0.




Todavía se puede –y se debería seguir– apostando por la escritura porque es el campo perfecto para ejercitar la creatividad, esta es la base para hacer crecer nuestros negocios, de aquí parte el marketing emocional. No es el pasado, no será el futuro, es el ahora. Siempre será el momento perfecto para apostarle todo a la escritura. No importa la fecha ni lo que escribamos sino cómo lo escribimos y la intención con la que lo hacemos. Si con una sola oración podemos capturar la esencia de un sentimiento, de una marca o de un proyecto, estaremos un escalón más cerca del éxito.


En una economía digital que nace con los medios digitales no hay nada más disruptivo que potenciar la creatividad a través de la escritura, uno de los grandes descubrimientos –más que invenciones– del hombre, después del habla.

#eltextoestumedida #Escrituradigital #Marketingdecontenidos #Marketingemocional #Copywriter #CopyCreativo

© 2019

Contentöh

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono LinkedIn

Síguenos en nuestras redes sociales: